19-10-2017
 
 
Destacamos

7 Un pintor de la Escuela Sevillana, 1929-1998

 RAFAEL MUÑOZ, (Correo de Andalucía, 21 de Junio de 1987)....  Este sevillano llama a los colores por su nombre; los emplea diluidos y logra de esa forma mayores transparencias o más luz. En suma, para buscar mayor nitidez. Centra la temática en torno a cualquier figura y adopta una fuga de perpestiva baja, localizada en un punto distante, de esa forma son muchos los cuadros que va apareciendo ante mi....

Ballesta comienza a buscar la realidad intenta implantar nuevas formas, simplifica lo anecdótico, lo innecsario, reflejando unicamente lo actual;  un toque, un susurro, un amago que signifique fruta, cerámica, mujer, mar, roca, rio, campo o árbol..
Ballesta se encuentra asi mismo y comienza a ser sólo él. Frecuentemente se desgreña la verdadera dimensión que tiene para una honrada  crítica el grado de personalidad que el artista  extravierte en la obra. Acaso lo más importante en la trayectoria plástica  de un creador no pueda ser sino  el recuerdo  de lo que haya sido capaz de aportar .
 Copiar es, relativamante, tarea  al alcance de cualquier mañoso. Crear no.
Nuestro artista pone el hálito de lo propio, concibe un mundo singular, está dotado de vida, y mantener una cosa así sólo está reservado a los dotados con la chispa creativa.
Este pintor sevillano ha renunciado al inmovilismo. En su pintura impide que las formas se estatifiquen y rompe con los enquistamiento monótonos.  Mantenerse , como nuestro  artista, no es autocopia, prolongarse hasta el infinito con una obra explotada exhaustivamente. Mantenerse, equivale artísticamente a estar siempre en candelero, en ebullición de ideas, romper con los caminos trillados,crear, aportar.
Pintor sensible, poético,callado y duro, como tallado en la mejor roca spañola. Su pintura, de personalidad cabal muestra  el desarrollo de un talento partido del realismo y que se ha dejado llevar después  por la intuición para ir a parar a telas de gran amplitud  luminosa y constructiva. Hay en su arte una gran nobleza interna, orgullo, capacidad creadora y belleza. En resumen, su obra  ofrece un conjunto de gran interés, que se impone por especialísimas calidades. Su vocación de pintor es auténtica y su obra acreedora de todos nuestros elogios por su profunda personalidad de pintor eminentemente sevillano."

 
Top!